Biometría

Biometría

La biometría (del griego bios vida y metron medida) es el estudio de métodos automáticos para el reconocimiento único de personas basados en uno o más rasgos conductuales o rasgos físicos intrínsecos del individuo.

Relojes Biométricos

Las huellas digitales (dactilares), la retina, el iris, los patrones faciales, de venas de la mano, representan ejemplos de características físicas (estáticas), mientras que entre los ejemplos de características del comportamiento se incluye la firma, el paso y el tecleo (dinámicas). La voz se considera una mezcla de características físicas y del comportamiento, pero todos los rasgos biométricos comparten aspectos físicos y del comportamiento.
En un sistema biométrico, la persona se registra con el sistema cuando una o más de sus características físicas y de conducta es obtenida, procesada por un algoritmo numérico, e introducida en una base de datos. Idealmente, cuando entra, casi todas sus características concuerdan; entonces cuando alguna otra persona intenta identificarse, no empareja completamente, por lo que el sistema no reconoce al sujeto y no le permite el acceso.

Procesos de Autentificación e Identificación Biométrica
En el proceso de autentificación (o verificación) los rasgos biométricos se comparan solamente con los de un patrón ya guardado, este proceso se conoce también como uno-a-uno ( 1:1 ). Este proceso implica conocer presuntamente la identidad del individuo a autentificar, por lo tanto, dicho individuo ha presentado algún tipo de credencial (tarjeta de proximidad) o ha ingresado su clave (o PIN), que después del proceso de autentificación biométrica será validada o no.
En el proceso de identificación los rasgos biométricos se comparan con los de un conjunto de patrones ya guardados, este proceso se conoce también como uno-a-muchos ( 1:N ). Este proceso implica no conocer la identidad presunta del individuo, la nueva muestra de datos biométricos es tomada del usuario y comparada una a una con los patrones ya existentes en el banco de datos registrados. En estos casos el empleado no presenta una tarjeta de proximidad y tampoco ingresa su clave. El resultado de este proceso es la identidad del individuo, mientras que en el proceso de autentificación es un valor verdadero o falso.
El proceso de autentificación o verificación biométrica es más rápido que el de identificación biométrica, sobre todo cuando el número de usuarios (N) es elevado. Esto es debido a que la necesidad de procesamiento y comparaciones es más reducido en el proceso de autentificación. Por esta razón, es habitual usar autentificación cuando se quiere validar la identidad de un individuo desde un sistema con capacidad de procesamiento limitada o se quiere un proceso muy rápido.
Los relojes biométricos de BioDevices evitan el tráfico y el olvido de passwords y tarjetas de identificación o proximidad, y eliminan la posibilidad de fraudes ya que la huella digital y el rostro son intransferibles, infalsificables e inolvidables. Además permiten el uso de métodos de verificación y el de identificación.